martes, 17 de abril de 2012

Reformulación del esquema clásico y básico de comunicación


  • Competencias lingüísticas: cada uno tiene una particular manera de hablar y de organizar las frases, un conocimiento de la lengua que le permite producir su discurso (producción) y cada uno lo decodifica de acuerdo a su modalidad de entender (reconocimiento). Ésta es una característica de la asimetría en el proceso comunicativo, ya que tanto producción como reconocimiento varían según la persona a otra. 
  • Competencias paralinguísticas: esta relacionado con lo gestual, la mirada, la postura, y todo lo que acompaña al discurso oral.
  • Competencias ideologías: esta relacionado con nuestra forma de ver el mundo. Cada uno de nosotros establece una determinada mirada de nuestra realidad.
  • Competencias culturales: están referidas a las diferencias que tenemos en cuanto a la pertenencia de distintos grupos sociales, conocimientos, sistema de valores, etc.
  • Determinaciones psicológicas: Tienen que ver con el estado individual tanto de el que emite como del que recibe. Son los componentes afectivos, emocionales, o estados de animo que hacen modificar en algunas personas el sentido de lo que dicen o de lo que entienden.
  • Restricciones del universo del discurso: son convenciones que adoptamos socialmente y que nos indican que tipo de discurso es correcto en cada situación. Es decir, que es lo socialmente correcto. 


La reformulación del esquema clásico de comunicación favorece la comprensión del circuito de comunicación y muestra las diversas competencias en la recepción y producción de mensajes. Es decir, que ya no se trata de describir el sistema de la comunicación, si no que se trata de comunicarse. Las personas se comunican y expresan sus sentimientos o ideas mediante diversos discursos organizados en distintos contextos. Usan códigos lingüísticos y gracias a ellos más eficaz es la comunicación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada